Fábricas Inteligentes: Presente y Futuro de la Industria

Los procesos de fabricación que conocíamos hace 20 años, hoy en día han quedado obsoletos. La tecnología avanza para ayudarnos a refinar el proceso productivo, y es de esta innovación de donde sale el concepto de las fábricas inteligentes.
Apoyándonos en las nuevas tecnologías, la industria ha evolucionado para ofrecer soluciones más eficientes y estables hasta límites nunca antes conocidos… ¿Quieres saber cómo funcionan las fábricas inteligentes?

¿Qué es una fábrica inteligente?

Una fábrica inteligente la podemos definir como aquella factoría que aplica automatismos (tecnolgía) en su proceso productivo a tiempo real. Esto permite que la fabrica se adapte a las condiciones cambiantes del entorno industrial, a establecer un modelo flexible de producción y sobre todo a aumentar la eficiencia de la maquinaria industrial.
Todos los elementos de la fábrica están conectados entre sí mediante sistemas como SCADA, que permite supervisar a un operario que todos los procesos programados se cumplen correctamente.

Ventajas de una fábrica inteligente VS Fábrica convencional

Una de las principales ventajas de una fábrica inteligente es que es capaz de acomodar su nivel de producción adaptándose a los cambios del mercado y a los cambios de demanda, algo que una fabrica convencional no es capaz de hacer. Además, también son es capaces de minimizar la cantidad de desperdicios que se generan en su proceso productivo al no tratar de producir mas de lo que el mercado demanda.

En una fábrica convencional, una de las principales funciones de la información es la administración eficiente de los recursos. Esta administración eficaz de los recursos es una característica inherente a una fabrica inteligente, pero no es el único beneficio obtenido al desarrollar una fábrica inteligente.

Las fábricas inteligentes son capaces de producir los artículos que se están demandando en el mercado, eliminando así los desperdicios de productos que se generan cuando las fabricas convencionales producen a mas capacidad de la demanda del mercado.

Por estos motivos, cada vez encontramos más fábricas inteligentes en el mercado industrial y las fábricas convencionales están desapareciendo.

Elementos clave en las fábricas inteligentes

Podemos identificar 6 componentes que hacen que la fabricación inteligente sea posible hoy en día:

IIoT aplicado al sector industrial

El IIoT se encarga de la interconexión de dispositivos industriales a través de la red, por lo tanto, es el subconjunto del internet de las cosas que se dedica en exclusiva a la producción industrial.

Cloud Computing

La computación en la nube consiste en ejecutar programas o aplicaciones en un servidor externo conectado a través de una red. Nos permite poder cruzar datos procesados por diferentes máquinas o elementos industriales

Sistemas autónomos

Un sistema autónomo es un grupo de redes con su propia política independiente, gestionada por uno o más operadores. En otras palabras, es cómo internet, pero en pequeña escala. Se suele utilizar en el sector industrial para crear entornos de computación si posibilidad de fugas o ciberataques.

Ciberseguridad

Al procesar datos en la nube o estar conectados a internet, corremos el riesgo de recibir ataques en nuestra fábrica inteligente. Para evitar problemas graves en nuestro proceso productivo, es necesario que establezcamos una serie de prácticas, procesos y protocolos de seguridad que garanticen la seguridad de todo el sistema.

Integración universal

En una fábrica inteligente es habitual que encontremos diferentes tipos de tecnologías que dificulten la interacción entre ellas.
Por este motivo, la industria 4.0, se está orientando a una integración universal que permita que la comunicación entre maquinas o dispositivos sea posible. Una de estas tecnologías o protocolos es OPC UA.

Big Data

El Big Data aplicado al sector industrial es lo que nos permite pasar de una fábrica convencional a una fábrica inteligente. Las gestión de todos los datos, poder combinarlos y procesarlos para extraer una acción a realizar en tiempo real por una máquina, es la principal ventaja del Big Data.

DESCUBRE atvise® SCADA

atvise® SCADA es adaptable a cualquier tipo de industria y sector, permitiendo ejecutar informes en vivo y visualizar acciones pasadas y acciones futuras a través del sistema de capacidad predictiva que implementa en su core.

¡PRUEBALO GRATIS!

Uso del Big Data en una fábrica Inteligente (¿Cómo se utiliza?)

El big data es utilizado para analizar grandes volúmenes de datos con el fin de detectar patrones sutiles que sirven para mejorar la eficiencia de la producción de una empresa. También se le conoce como inteligencia artificial (IA), ya que, a partir de los datos recolectados en una compañía, se pueden crear modelos matemáticos que permiten predecir el futuro en base a eventos pasados. Es una herramienta poderosa que permite que las industrias se adapten a los cambios rápidos que se producen en el mercado.

Aplicación de inteligencia artificial (IA) en una fábrica inteligente. (¿Cómo se utiliza?)

La IA se aplica en los procesos productivos de una industria para detectar y corregir errores, optimizar los procesos de producción, reducir los costos y, sobre todo, aumentar la productividad. Una herramienta de IA analiza todos los datos que una compañía recibe a diario y, en base a ello, genera una predicción de cómo se desenvolverán las variables de la producción en el futuro.

Las empresas no solo pueden utilizar los datos para detectar errores, sino también para analizar todo el flujo de la producción y detectar tiempos muertos, para lo cual es necesaria la inteligencia artificial. Por ejemplo, los datos recolectados en una planta de tratamiento pueden ser analizados para detectar qué tienen en común los procesos que más demoran el flujo y corregirlo.

Diferencia entre Big Data y IoT

El big data y el Internet of things (IoT) son dos términos que, a primera vista, no parecen tener mucho que ver. Sin embargo, los dos son herramientas muy poderosas que, combinadas, pueden mejorar la eficiencia de una empresa. La diferencia radica en que el big data es una herramienta que se utiliza para analizar grandes volúmenes de datos y usar la inteligencia artificial para generar modelos matemáticos que predicen el futuro. Al contrario, el IoT es una tecnología que permite conectar a máquinas e infraestructuras para que interactúen entre sí, aun cuando están a distancias muy grandes.

Si quieres saber cómo aplicar estas tecnologías en tu proceso productivo y desarrollar una fábrica inteligente, en vNode contamos con los mejores profesionales para asesorarte en la elección de tu software.

Asesoramiento sobre atvise® SCADA

×

Descarga y prueba atvise® SCADA

×

Descarga el recurso de atvise®

×